Eres una máquina sexual (sólo debes aprender a cargarte de energía)

 

Nuestro cuerpo trabaja con electricidad. Esto quiere decir que depende de impulsos electromagnéticos para controlar casi todo; desde las funciones involuntarias de nuestros órganos, hasta cualquier movimiento que hacemos conscientemente.

Estos impulsos crean un verdadero campo biomagnético alrededor de nosotros. Y el tamaño de este campo varía significativamente dependiendo de cómo cuidemos nuestra salud y nuestras reservas de energía.

Si no has visto el documental The Power of the Heart, te lo recomiendo ampliamente, ya que en él hablan acerca de los poderosos campos eléctricos que nuestro corazón es capaz de generar.

Muchas investigaciones han confirmado que cuanto más nutramos a nuestro corazón con experiencias agradables, pensamientos positivos y acciones gratificantes, más crecerá el campo magnético alrededor de éste. 

Sin embargo, el campo electromagnético no termina en corazón, sino que se expande a un campo aún más poderoso que está alrededor de todo nuestro cuerpo.

Nuestro cerebro, nuestra columna vertebral, nuestros miembros y todos los nervios de nuestro cuerpo interactúan en un gran sistema biomagnético que intercambia información constantemente. 

De esta forma, nuestro cerebro identifica las llamadas a acción, nuestras glándulas saben exactamente qué enzimas y hormonas producir, y nuestras células reciben el mensaje de bienestar o enfermedad según sea el caso.

Así que cuando comemos bien, nos ejercitamos, y hacemos un esfuerzo consciente por cultivar pensamientos y emociones positivas, todo nuestro cuerpo se activa como una bobina electromagnética. Un motor gigante y vivo, que utiliza toda la energía que recibe para nutrir su propio campo electromagnético.

¿Cuán grande puede ser este campo electromagnético? Depende de cuánto lo alimentes y de cuanto abras tu mente y tu corazón; las mayores puertas para cargarte de energía positiva.

Por eso es que es tan importante que cuides tu cuerpo; no sólo físicamente, sino también psicológica y emocionalmente.

Mantener un campo electromagnético fuerte, te dará una mejor salud, pero también te hará sentir más lleno de energía durante todo el día.

¿Cómo cargarte de energía sexual?

maquina_sexual

Hay una tercera, e importantísima ventaja de nutrir tu corazón y tu cuerpo: el que una mayor gama de impulsos eléctricos circulen por tu cuerpo te permitirá registrar sensaciones mucho más variadas y sutiles haciéndote más sensible y perceptivo.

¿Qué significa esto en términos de sexualidad?

Mejores orgasmos, sí, pero sobre todo, una mayor capacidad de disfrutar cada detalle y cada momento de la experiencia.

Recuerdas una etapa -con tu pareja- en que tu deseo y sexualidad estaban en su máxima expresión. ¿Sigues preguntándote qué pasó?

Pues aquí va... la atracción emocional y mental que sentían el uno por el otro es sólo una parte muy pequeña de todo el espectro sensorial. Esa sensación de estar en las nubes y querer tener sexo todo el tiempo con tu pareja, va mucho más allá de sólo tus pensamientos o emociones. Es también una reacción física y magnética. Cualquiera que fuera el momento en que se encontraban, al menos uno de ustedes seguro tenía un campo biomagnético tan fuerte que el otro se sentía atraído de una manera eléctrica y hermosa.

En otras palabras, la combinación de factores emocionales y psicológicos que desencadenó la atracción mutua, también se combinó con la atracción física entre ambos sistemas electromagnéticos.

Fue el resultado de esas dos atracciones, lo que hizo que casi pudieran ver las chispas que surgían cuando se acercaban el uno al otro. Tal era el nivel de energía que estaban intercambiando.

¿Qué pasa con la atracción física y cómo mantenerla?

Lo que sucede después de un tiempo, es que si no cultivaron ese estado mágico en el que ambos campos biomagnéticos estaban plenos, sanos y se atraían, lo más probable es que la atracción sexual haya comenzado a disminuir o haya desaparecido completamente.

Pero ustedes son los mismos. Es la energía que cambió y con ella la experiencia.

Dos cuerpos que se unen pueden crear intimidad, amor y una infinidad de sensaciones y sentimientos de placer. Pero esos mismos cuerpos, también pueden caer en la rutina, el aburrimiento y la desconexión.

Tienen todo lo que se requiere para quedarse en la primera etapa, solo tienen que darse cuenta de que no todo ocurre en un nivel visible de la física.

Movimientos, tips y técnicas no te llevarán muy lejos en tus relaciones, si no sabes nutrir tu energía y alimentar tu capacidad sensorial.

Si tanto tú como tu pareja se preocupan por su bienestar general, nutren la energía de su corazón y de su cuerpo, y usan el amor y la apertura para mantener viva la atracción emocional entre ustedes dos, entonces no habrá límites para el placer y la expansión de su atracción física.

Ya eres una máquina sexual.

Ahora, sólo tienes que cargarte de energía y ponerte en marcha.

 

Artículo por Carlos Millán | Foto por Olenka Kotyk | Foto por Christopher Campbell

Carlos Millan