6 Condiciones favorables para una buena vida sexual en pareja

pareja.jpg

Antes que nada debo decir que este artículo es para personas que desean tener una pareja estable. La razón es muy sencilla: necesitas tiempo para conocer la intimidad física de otra persona, y saltar de una pareja sexual a otra interrumpirá constantemente tu búsqueda de niveles más elevados de placer.

Es importante hablar de condiciones favorables y no ideales, ya que lo último que quiero es que midas tu vida y tu relación de pareja contra un patrón ya establecido.

Estas condiciones están ahí para que tú les des una dirección propia y los apliques de la manera que mejor funcionen para ti y para tu pareja.

#1 Plenitud en soledad

Quizá te suene contradictorio, pero la cualidad más importante a desarrollar para mejorar tu convivencia en pareja, es precisamente la de aprender a disfrutar de la soledad.

Aquí no me refiero a que debas aislarte, sino que aprendas a disfrutar los momentos del día en los que estás solo; es decir, aquella oportunidades que tienes para no escuchar ninguna otra cosa más que tus propios pensamientos. Y piensa, ¿cómo te sientes cuando estás solo?, ¿en qué piensas? ¿Acerca de todo lo bueno que estás haciendo y puedes hacer?, o ¿te aburres, preocupas y sientes inconformidad?

Podrá sonar a cliché, pero es 100% cierto que... Tú eres la única persona con la que vas a estar toda tu vida.

Si no estás satisfecho con la persona que eres, si no disfrutas enormemente de tu propia compañía, en realidad nunca vas a poder disfrutar del todo de la compañía de otra persona. Y tu vida en pareja, por supuesto, tampoco será tampoco del todo armónica.

La próxima vez que te sientas inconforme o incómodo, piensa, ¿qué me hace falta para poder disfrutar de este momento y de quien soy? La mayoría de las veces no alcanzas a distinguir las cosas que te impiden disfrutar de tu propia compañía, pero si te tomas el tiempo de identificarlas y pensar en ellas, te darás cuenta de que es posible cambiarlas y sobre todo, de que al cambiarlas también cambia tu relación. 

#2 Capacidad de admiración

La base de una relación estable y a la vez apasionada es una sincera admiración por la otra persona. Esto es muy diferente de la idealización que podemos hacer de alguien más en los primeros meses de enamoramiento: no se trata de pintar a la persona como un ser fuera de serie que destaca en todas las maneras posibles, cumple todas nuestras expectativas y nunca se equivoca.

Por el contrario, significa reconocer todos los defectos o limitaciones de la persona junto a quien deseamos estar, y aun así darnos cuenta de todas las pequeñas y grandes cosas con las que puede maravillarnos si le damos la oportunidad.

Hay miles de cosas que puedes admirar de una persona: sus valores familiares, su responsabilidad en el trabajo, su talento artístico, la facilidad con la que expresa sus sentimientos hacia ti, su honestidad, su personalidad fuerte y decidida, su sensibilidad para ver cosas que los demás no ven, su paciencia, su generosidad, su ingenio, su sentido del humor, etc.

Lo importante es distinguir, cultivar y apreciar aquellos rasgos que por ser significativos para ti, te causa una sincera admiración, y no sólo convencerte de admirar “cualidades” bien vistas por la sociedad.

Si realmente admiras a tu pareja y logras conservar la capacidad de sentirte asombrado por ella, sin importar cuánto tiempo han estado juntos, entonces la rutina no pesará demasiado y lograrás mantener una conexión emocional profunda, la cual que es indispensable para una buena vida sexual en pareja.

DESCUBRE LOS 5 PATRONES NEGATIVOS QUE TE IMPIDEN VIVIR RELACIONES AMOROSAS EN PLENITUD. INSCRÍBETE A NUESTRO CURSO GRATUITO AQUÍ.

#3 Sentido de Seguridad

pareja2.jpg

 

Este punto está muy ligado al anterior, ya que generalmente admiramos a personas que son seguras. Y con seguridad no me refiero solamente a actuar con convicción y aplomo, tener un buen autoestima y a siempre tomar decisiones con confianza en ti mismo.

La seguridad de la que estoy hablando implica estar convencido de que puedes disfrutar plenamente de la vida siendo justo la persona que eres; no necesitas más cosas, exitos, habilidades para ser alguien increíblemente atractivo.

Plantéatelo de la siguiente forma: no existen individuos mediocres, sino personas que aprovechan mediocremente su individualidad.

Mientras más satisfecho estés con tu propia vida, más disfrutarás de lo que te rodea, y, naturalmente, más disfrutarán los otros de ti; en todos los sentidos. 

#4 Comunicación Consciente

Un error muy común, es pensar que sólo porque llevas mucho tiempo con tu pareja, sabes perfectamente lo que está pensando, o peor aún, que es su obligación adivinar lo que tú quieres o necesitas. Cuando esto pasa, y hay una situación de conflicto o de desacuerdo, es común que uno de los dos elija no mencionar su inconformidad porque piensa que ya sabe cómo reaccionará el otro.

En las parejas que han convivido poco tiempo, puede darse una situación contraria: uno de ustedes opta por no comunicar al otro su desacuerdo procurando evitar lo que considera un conflicto innecesario.

Es indispensable romper estos ciclos de incomunicación, para que la convivencia con tu pareja no se vuelva una repetición de las mismas situaciones que les ocasionan molestias o inconformidad.

El conflicto siempre debe reconocerse como parte inseparable de toda relación humana; lo que hay que trabajar es la capacidad de llegar a un acuerdo y negociar posibles soluciones.

La clave para esto, es trabajar en los componentes que mencionamos más arriba: admiración y seguridad. Si realmente admiras a tu pareja, entonces sabrás cómo mencionar puntos de desacuerdo sin lastimarla ni permitir que se sienta atacada por tus observaciones. Si tienes completa seguridad en lo que aportas a la pareja, tampoco tendrás dificultad en escuchar los desajustes que tu compañero o compañera esté señalando en la relación, y tendrás la capacidad para iniciar o acompañar cambios propuestos en la convivencia, sin que ninguna de las dos partes sienta reducido su valor al interior de la relación.

#5 Flexibilidad

 

Cuando las condiciones anteriores están satisfechas, la capacidad de ser flexible en las acciones y necesidades cotidianas aparecerá de manera casi inconsciente.

Ser flexible significa no esperar que tu pareja responda siempre exactamente como tú quisieras. Significa, tener el dinamismo de introducir actividades y roles distintos, cuando se demuestra que ese tipo de cambios son importantes para los dos o para uno de ustedes.

Desde asuntos tan pequeños como cambiar de supermercado hasta decisiones sobre la educación de los hijos, encontrar el equilibrio para escuchar tanto la voluntad de tu pareja como la tuya propia puede ser algo complicado.

La clave está en no empeñarse en buscar siempre una decisión democrática, porque es casi imposible encontrar ante cada situación, un acuerdo que satisfaga a ambos.

En cambio, lo más importante es conocer bien tus puntos fuertes y tus necesidades, así como los de tu pareja. Esto les permitirá entender que a veces una decisión debe inclinarse a favor de uno de los dos, pero que eso no representa una injusticia pues la solidaridad entre ambos les hará sentir seguros de que la decisión puede beneficiar a uno de los dos.

La flexibilidad implica una confianza absoluta en la otra persona, pues sólo sin celos y sin sentimientos de injusticia es posible que concedas a tu pareja toda la libertad, el apoyo y los favores que pueda llegar a pedirte.

LIBERA EL POTENCIAL DE TU RELACIÓN DE PAREJA. INSCRÍBETE A NUESTRO CURSO GRATUITO AQUÍ.

Si la relación es pareja y ambos están en este viaje de autodescubrimiento, lo harás sabiendo que todas las peticiones o necesidades que tu pareja te exponga están hechas con responsabilidad y consideración hacia ti. Además sabrás que él o ella también está dispuesta a corresponderte con la misma confianza y el apoyo que necesites recibir de su parte.

#6 Misterio

Cuando confías en tu pareja, cuando la convivencia diaria es agradable para ambos, cuando los dos se brindan seguridad y cariño mutuos, puede ocurrir que la relación se vuelva demasiado familiar. En ocasiones se sienten tan cómodos con la cercanía y la buena comunicación que tienen, o simplemente se acostumbran tanto a hacer una vida juntos, que les cuesta trabajo concederse un espacio para realizar actividades para ustedes mismos.

El trabajo o los pasatiempos son buenas oportunidades para mantener a la vista este desarrollo individual en el que no todo tiene que ser compartido con la pareja. Sin importar qué tan felices se sientan con la convivencia, es muy saludable marcar una autonomía para experimentar y disfrutar del mundo por cuenta propia.

Y este espacio individual es muy valioso, no sólo por el crecimiento que debes mantener tu vida como persona independiente, sino por la manera en que puede beneficiar la imagen que tu pareja tiene de ti.

El secreto es este: la atracción que tu pareja siente por ti, no depende sólo de los factores controlables (demostrarle tu cariño, ser atento y generoso, mantener su confianza, etc.); para que la química sexual se mantenga viva, es necesario que tengas una pequeña parte que tu pareja no conozca por completo.

La razón es muy sencilla: en el sexo buscamos la satisfacción de una conexión emocional significativa y también la emoción de lo desconocido.

Gran parte del secreto para no caer en la monotonía sexual está en la variación y el conocimiento de lo que les proporciona placer a ambos. A largo plazo, verás que esta actitud traerá beneficios muy claros para la intimidad física que comparten.

Me gustaría recordarte que estas condiciones no son un recetario en el que puedes encontrar todos los pasos para alcanzar una relación maravillosa en un segundo. Pero sí son una guía para que cada día tomes decisiones más conscientes de la forma en que te relaciones con tu pareja, y puedas también trabajar en fortalecer los vínculos de afecto y confianza entre ambos al igual que su capacidad para disfrutar y sentirse seguros con su propia persona.

El ideal de mejora no es algo que se alcance de la noche a la mañana, pero es un objetivo a recordar cada que te levantas por la mañana y tienes una nueva oportunidad de decidir cómo quieres interactuar ese día con el mundo en general, y por supuesto, con tu pareja.

Artículo por Carlos Millán | Foto por Felix Russell

DESCUBRE LOS 5 PATRONES NEGATIVOS QUE TE IMPIDEN VIVIR RELACIONES AMOROSAS EN PLENITUD. INSCRÍBETE A NUESTRO CURSO GRATUITO AQUÍ.